Un 23 de Marzo de 2016

Primero. He desconectado a propósito casi todas las comunicaciones, radios, teles, redes sociales para no leer o escuchar según que. Quizás mi versión este sesgada.

Ahora, sino recuerdo mal cuando estudiaba historia en el instituto, todos los conflictos tenían diversas causas desde económicas, políticas, banderas, … que al final vienen a ser lo mismo, los intereses económicos de unos pocos.

Si analizamos la realidad, tenemos un solo planeta (de momento) y si hacemos un símil e imaginamos que se tratada de un pastel, este pastel da para lo que da. Hace unos años el pastel se repartía entre unos determinados países, en los últimos años han querido acceder a ese pastel otros países y mientras se ha podido se ha ido racionando.

Pero el problema ha venido de que quizás algunos siguen conservando la mayor parte de la tarda, porque les gusta mucho el chocolate, y le quitan ración a su colega para dársela al nuevo colega que hizo en su etapa de viajero por el mundo.

Así nos encontramos en que los primeros en apropiarse del pastel no quieren renunciar a su parte, otros ven reducida su parte y otros quieren más parte y finalmente los que no tienen parte y quieren tomar la suya.

Al final, hemos vivido unos 50 años de desarrollo y bonanza porque los interesados tenían pastel más que de sobra y no hacía falta apretar. Se empezó a racionar y empezaron los problemas.

Al final ya sea por defender una bandera, acciones terroristas o intereses económicos, nos incitan a levantarnos por nuestra “libertad” (de consumo), esa libertad tan escasa por razones de seguridad, por razones económicas, de movimiento…

No tengo miedo por mi, quizás si por las personas que quiero, a lo que pueda pasar. Nos quieren justificar nuevas restricciones y si os fijáis vivir en un estado de excepción y de guerra permanente.

Parece que al final no seremos tan diferentes de esos países que mal llaman eje del mal y que viven en estado de guerra permanente. La única diferencia la abundancia y la supuesta libertad de tener aquello que quieres (o puedes más bien).

Quizás me ha quedado largo y quizás no se entienda, pero no voy a compartir ni odios raciales o religiosos ni patriotismos inútiles. Porque igual que yo un ciudadano belga, francés, alemán, italiano, turco, griego, palestino, israelí, sirio, libio, estadounidense, … sufre la opresión, el estrangulamiento de unos dirigentes (no políticos eh) que velan por sus intereses económicos y que poco entienden de banderas, más bien de ceros en sus cuentas.

Un montón de palabras y una reflexión final. No parece que estemos en guerra, pero lo estamos, las guerras ya no se hacen como en el siglo pasado. El que tiene dinero gasta mucho dinero también en asegurar que se mantenga su status quo. Y así se refleja en la sociedad, y en el escaso cuestionamiento del sistema económico actual.

Buenos días y buena suerte.

Advertisements

En el país de PODEMOS

Interesante analisis sobre el programa económico de Podemos.

Economistas Frente a la Crisis

Por José Moisés Martín Carretero (@jmmacmartin) economista y miembro de Economistas Frente a la Crisis

La irrupción de PODEMOS en el panorama español ha sido uno de los ejemplos más claros de emergencia de nuevas formas de hacer política –con sus virtudes y sus defectos- en toda la Unión Europea. Mucho se ha escrito, a favor y en contra, del surgimiento de esta fuerza política y de sus posibilidades de condicionar la vida política del país. Entre los aspectos que más polémica han generado, por su importancia, destaca su programa económico.

¿Es PODEMOS una fuerza de gobierno capaz de gestionar la economía de un país avanzado y con serias dificultades como es España? No han sido pocos los que han escrito sobre ello, generando la opinión de que PODEMOS es una formación claramente incapaz de gestionar adecuadamente la economía, llegando a poner como ejemplos de su modelo económico…

View original post 4,112 more words

Fuera complejos

No es ningún secreto mi interés por la política y la economía. En el último año he estado dentro de una asociación de consumidores y me di cuenta que aún trabajando en ella debía militar en ella, y eso hice. Militar en política no solo es estar en partidos políticos pero los que legislan son los políticos, las asociaciones solo podemos hacer de lobby (grupo de presión) para intentar que se legisle de una manera más equitativa.

Por eso, también creo que es importante militar en los partidos políticos, porque es otra manera de organización. Hay que, bajo mi punto de vista, UTILIZAR LOS PARTIDOS. Los partidos no son más que HERRAMIENTAS con las que acceder a las instituciones (mientras sigan las actuales reglas del juego). Otra opción son las Candidaturas de Unidad Popular, pero resulta más complicado articular una que utilizar organismos ya creados, porque creo que hay opciones muy válidas.

Por lo tanto hay que tomar la iniciativa y organizarse. no basta con votarles una vez cada 4 años, hay que cuestionarles cada decisión, y no como escuche ayer ‘que todo no se puede consultar a la ciudadanía’. Evidentemente la compra de un bolígrafo no, pero temas de importancia y relevancia SI, y más si la ciudadanía te lo pide.

Tengo muy claro que en esta sociedad hay muchos tipos de implicación, ganas de informarse, posibilidades etc. No todos tenemos el mismo compromiso político ni las mismas posibilidades (hay quién trabaja más de 12h al día y pocas ganas de informarse le quedan cuando llega a casa). Pero a veces toca hacer esfuerzos y esta es una de ellas.

Por ello, animo a todo aquel que tenga curiosidad, que crea que tenga cosas que aportar por pequeña que sea que se lance a los diferentes movimientos sociales que le pueden representar y a aquellos partidos que le pueden servir de canal para echar a algunos fanáticos del dinero que se han instaurado en los diferentes partidos del poder. Y que toman sus decisiones en base a unos intereses superiores que no hemos elegido.

A veces nos formamos una idea de lo que es la política por el lenguaje que en ella se utiliza. A veces uno piensa que ese lenguaje no es casual y que se utiliza para marcar distancia. Eso me irrita. Si se aplica naturalidad al lenguaje, que no vulgaridad, si se aplica análisis y rigor, no hace falta un lenguaje de superioridad o paternalismo.

Toda esta reflexión (un poco larga) viene porque tras oir algunas intervenciones, algunos se piensan que por ser representantes saben que es lo mejor para todos, actúan como padres sin tolerancia que le imponen a su hijo aquello que ellos mismos rechazaron de su padre. Ordeno y Mando. Por eso les molesta tanto que se les diga que hay que preguntar a la ciudadanía, que hay que abrir la participación. Su respuesta es ya nos eligieron, ya les representamos.

Si como mínimo ustedes cumplieran lo que prometen sería menor el problema, pero como ustedes, incluso en algunos casos, hacen todo lo contrario de lo que prometen uno no se fía nada. Así que aún eligiendo unos representantes cada 4 años me parece que no esta de más someterlos a control en su mandato e incluso poder REVOCARLOS (echarlos) en caso de no cumplir con sus promesas y cometido. Porque si tu en tu empresa te comportas y haces todo lo contrario de lo que pone en tu curriculum acabas en la calle no?

Así acabo esto diciendoles a algunos que su forma de hacer política ya se acabo, al dictador ya lo echamos y ya somos bastante maduros para poder participar y proponer, no solo elegirles cada 4 años y durante 4 años ser fieles súbditos.